ALBA: “Los gritos eran constantes hasta que la persona se cansaba o la sedaban”

Me llamo Alba, tengo 25 años llevo ingresando en UHB psiquiátricas desde los 16. En todos mis ingresos he presenciado contenciones mecánicas y también las he sufrido. Cuando estuve en la UHB para adolescentes del Gregorio Marañón (Madrid) las amenazas con atarnos eran constantes cuando alguien se “portaba mal”. Las personas con trastornos de la alimentación eran a las que más amenazaban cuando no querían comer. Había una sala acolchada donde te metían si empezabas a gritar, dar golpes… te dejaban allí hasta que te tranquilizabas o más bien hasta que te hacía efecto lo que te pinchasen. Recuerdo que [...]