Lo que yo he visto…

Finales de junio de 2012, Centre de Salut Mental de Adults Germanes Hospitalaries, Sant BOi de Llobregat, había uno, en la unidad H, Aguts, que se insnuaba a las auxiliares, que gritaba, que daba vueltas… uno supuestamente tutelado por la Generalitat pero en realidad encerrado en el Psiquiátrico, y a al que los Mossos daban caza si se escapaba. Cuando los auxiliares se hartaban del todo, lo encerraban en una habitación y le ataban a la cama con las correas. Gritaba y gritaba. Una mujer normal, con ingreso involuvntario, dijo: Yo no quiero acostumbrarme a oir y ver estas cosas…

En la misma habitación de Urgencias Psiquiátricas del Hospital General Parc Sanitari Sant Joan de Déu las ventanas son altas, perqueñas, no hay nada, nada, sólo la camilla, con las correas ya preparadas… y los auxiliares se acercan con amabilidad… y con precaución…

Otro caso:

“Residencia Geriàtrica Benviure.

Planta de demencias.

Una mujer de más de 70 años, que desde siempre tenía autismo o deficiencia mental grave. De por sí, hablaba sola muy fuerte, andaba dando vueltas… una vez que fueron mis padres a visitarla, estaba atada a la silla de ruedas.

Eso fue en julio de 2013. Falleció en abril de 2014 (?)

Cuando escribí en Opiniones de Google en lo de Residencia Benviure que le habían atado a la silla de ruedas con sábanas o con las gomas, Héctor Duran Cruz – el hijo de Miguel Duran, expresidente de la ONCE y abogados los dos, hijo de la supuesta médica de la “residencia” me buscó por Linkedin y por Facebook, me dijo por esos medios: “Has echado mierda sobre la residencia… ” “por nuestro derecho al honor, es nuestra potestad interponer un recurso (una denuncia)

Después por Facebook: “Te invitamos a conocer la residencia…”

Hacen eso, aún pagando los familiares todo o parte del precio de la estancia.

2800 euros al mes, si pagan a tocateja.