Decir que presento actualmente un trastorno mental de trastorno limite de la personalidad.Catorce años desde su diagnostico conociendo la crueldad de la psiquiatria.He sufrido ataduras en Madrid,Pais Vasco y Galicia.Aun cambiando la gestión de la sanidad el protocolo siempre es atar.En Madrid en un tiempo de 20 meses violaron mis mas elementales derechos,con conteciones,aislamientos,dieta absoluta de dias enteros,perdida de piezas dentales al morder las contenciones,fueron en ocasiones muy barbaros ya que contaron con la ventaja de que estaba sin nadie de la unidad familiar,lo que les garantizo un espacio extra de impunidad.Poco mas que añadir,que no se repita semejante injusticia.

P.D.:Me gustaria que estas practicas tambien se anularan en Carceles,Centros de Menores y Centros de Internamientos de Extranjeros.

En Madrid recale sin apoyos en el año 2003.Anteriormente habia estado viviendo en Gipuzkoa cerca de treinta años…y que hace en Madrid un joven vasco con trabajo muy precario,algo esto que habia sido una constante en su vida.Pues volverse loco.Tuve desde el primer momento que contacte con los servicios de salud mental madrileños un rechazo,un discurso muy politizado y critico con la psiquiatria y el sistema,y su escucha mercenaria y complice del dolor de los excluidos.Ademas de este sistema de trabajo de explotación que conduce irremediablemente a la enfermedad.La psiquiatra que me asignaron como terapeuta,”un pez gordo”,me anulo la voluntad y el deseo en base a haber firmado un “contrato terapeutico” para asistir a un Hospital de Dia de Psiquiatria al que acudi cerca de dos años.Me anulo tanto que me inspiro la idea de que no podia volver a mi tierra vasca nunca,y que era o continuar en Madrid o retornar a mi lugar de nacimiento Galicia.Afortunadamente me recompuse y he estado en Euskadi varias veces desde esa psicoterapia agresiva e integrandome en su sociedad.

En su momento contacte con CCDH(Comisión Ciudadana de Derechos Humanos)con sede en Madrid y tuve intenciones de denunciar a la Psiquiatra.Desisti finalmente,no puedo probar esos hechos de inframundos.Puedo afirmar que hay vigilantes,celadores,enfermeras y personal medico que disfruta con la aplicación de contenciones(muy pocos por suerte),pero los hay.Con la demostración de poderio que culmina con la inmovilización del paciente, alivian tensiones de otros trabajos en su jornada laboral estresantes y exigentes.Es triste decirlo.Hacen todo lo posible algunos psiquiatras para tensar la entrevista clinica o consultar el historial clinico para justificar la contención.Una vez contenido esta el chantaje,”si te portas bien te soltamos una contención” En fin….colocación de sondas uretrales,dietas absolutas,chuscos de pan duros,darme de comer personalmente estando atado,box de aislamiento,desnudo integral sobre la cama,sensación de frio,cuñas,orinales,colocación de pañales,humillaciones verbales,abandono de vigilancia…….Todo esto compañeros en mas de doce ocasiones en un periodo de año y medio unicamente en Madrid,acudiendo al Hospital la mayoria de las ocasiones por intoxicaciones medicamentosas mas o menos graves,siendo mi resistencia,agresividad o agitación nula.